¿Cómo te ayudan los adaptógenos Commons?

¿Cómo te ayudan los adaptógenos Commons?

Sep 04, 2023Erika Hernández Rivera

Las hierbas adaptogénicas y los hongos medicinales han ganado mucha atención en los últimos años, por una buena razón. A pesar de lo que tu feed de redes sociales pueda hacerte creer, estos polvos están lejos de ser una tendencia reciente. Los adaptógenos se han utilizado durante miles de años en las prácticas de la medicina oriental, como la Medicina Tradicional China y Ayurveda para ayudar a restablecer el equilibrio del cuerpo.

¿Qué son los adaptógenos?

El término "adaptógeno" fue definido por primera vez por un farmacólogo ruso para referirse a éstos como "agentes que ayudan a un organismo a contrarrestar cualquier efecto adverso de un factor de estrés físico, químico o biológico mediante la generación de resistencia no específica".

Por ejemplo la ashwagandha y rhodiola ayudan al cuerpo a lograr la homeostasis y combatir la fatiga. Si te sientes agotado, pueden proporcionar energía, pero si estás sobreestimulado, pueden tener un efecto calmante. Por ejmplo el hongo Reishi tienen específicamente propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, que son específicamente beneficiosas para ayudar al cuerpo a sobrellevar el estrés físico y mental.

Los adaptógenos son compuestos, generalmente de origen vegetal, que ayudan a restablecer el equilibrio en la mente y el cuerpo.

Antes de que un remedio a base de plantas pueda llamarse adaptógeno, debe cumplir con cuatro criterios:


  1. Debe reducir el daño causado por estados de estrés, como fatiga, infección y depresión.

  2. Debe tener efectos excitatorios positivos en el cuerpo humano.

  3. A diferencia de los estimulantes tradicionales, los efectos excitatorios producidos por los adaptógenos de origen vegetal no deben causar efectos secundarios como insomnio, baja síntesis de proteínas o consumo excesivo de energía.

  4. No debe dañar el cuerpo humano.


¿Cómo funcionan los adaptógenos?

Los adaptógenos funcionan a nivel molecular al regular un equilibrio estable en las glándulas hipotalámicas, pituitarias y suprarrenales. Para comprender completamente el valor de los adaptógenos, debemos comprender las 3 fases del estrés y cómo funcionan las hormonas del estrés, la adrenalina y el cortisol, para combatir el estrés en el cuerpo


Fases del Estrés


  1. Fase de alarma
  2. Fase de resistencia
  3. Fase de fatiga o agotamiento

Cuando tu cerebro percibe una amenaza por primera vez, le indica a tu cuerpo que entre en la "fase de alarma" y se prepare para lidiar con el factor estresante. Este factor podría ser todo, desde no poder encontrar las llaves, que tu hijo esté por tocar una estufa caliente, una fecha límite inminente en el trabajo o un coche que se te mete en un semáforo. Después de la fase de alarma, el cuerpo pasa rápidamente a la segunda fase de estrés: la “fase de resistencia”. Durante la fase de resistencia, las glándulas suprarrenales bombean adrenalina (epinefrina).

Adrenalina

La adrenalina es el neurotransmisor de la glándula suprarrenal y un mensajero químico en el cerebro. Señala rápidamente a las células grasas almacenadas que liberen energía para resistir la amenaza. Este subidón de adrenalina tiene como objetivo estimular el cuerpo para enfrentar el peligro o huir de él, razón por la cual a menudo se habla de la adrenalina como la hormona de "lucha o huida".

Cortisol

Cuando el peligro ha pasado, se supone que debemos entrar en la tercera fase, la "fase de fatiga o agotamientodonde nuestros sistemas se estabilizan y se recuperan del trabajo en la fase de resistencia. Sin embargo, cuando el cuerpo experimenta estrés crónico (lo que significa que el sistema de estrés permanece activado durante un largo período de tiempo), el proceso saludable no funciona según lo previsto. En lugar de bombear más adrenalina durante la fase de resistencia, el estrés crónico hace que las glándulas suprarrenales secreten más cortisol, que a menudo se conoce como la "hormona del estrés".

El trabajo del cortisol es regular las funciones de tu cuerpo en respuesta al estrés. Los niveles de cortisol aumentan inicialmente en respuesta a un evento estresante, lo cual es normal, pero si el estrés continúa, las glándulas suprarrenales se agotan tratando de producir cantidades elevadas y finalmente, no pueden producir ni siquiera las cantidades normales.

Cuando los niveles de cortisol permanecen demasiado altos o demasiado bajos durante un período prolongado de tiempo, no pasamos suficiente tiempo en la tercera fase de estrés, la fase de recuperación; este desequilibrio causa estragos en el cuerpo.

Los niveles de cortisol fuera del rango normal destruyen músculos y huesos sanos, ralentizan la curación y la regeneración celular normal, alteran la digestión, causan aumento de peso abdominal, conducen a la resistencia a la insulina, entorpecen los procesos mentales, interfieren con la función endocrina saludable y debilitan su sistema inmunológico sistema.

Fatiga suprarrenal

Cuando las glándulas suprarrenales funcionan mal, puede desencadenar un síndrome grave conocido como "fatiga suprarrenal"

La fatiga suprarrenal es un conjunto de signos y síntomas más comúnmente asociados con el estrés intenso o prolongado, aunque la causa también puede ser un solo evento estresante o incluso una enfermedad médica grave.

Síntomas comunes


  • Dolor de cuerpo
  • Problemas para concentrarse
  • Pensamientos acelerados
  • Irritabilidad, mal humor
  • sentirse abrumado
  • Antojos de alimentos dulces y salados

También puede desencadenar desequilibrios hormonales sexuales, provocando síntomas más incómodos, como disminución de la libido, aumento de peso, dificultad para dormir e incluso depresión.

Se ha demostrado que ciertos adaptógenos reducen los niveles de estrés y nos protegen contra los efectos dañinos del exceso de cortisol y la fatiga suprarrenal.

Adaptógenos para aliviar el estrés

Los beneficios psicológicos de los adaptógenos los hacen especialmente útiles en el mundo actual. Se estima que el 31,1% de los seres humanos experimentan ansiedad en algún momento de sus vidas. Los trastornos de ansiedad varían en su intensidad, pero cuando no se abordan, pueden volverse incapacitantes o provocar enfermedades mentales y físicas más graves. El uso de adaptógenos es una excelente manera de controlar el estrés del mundo exterior y minimizar los efectos de la respuesta al estrés del cortisol en el cuerpoUn estudio encontró que tomar adaptógenos constantemente durante 60 días disminuyó el estrés en los participantes en un 28%. Además, otros ensayos han demostrado la capacidad de las hierbas para combatir la depresión, reducir la presión arterial, promover el sueño y curar trastornos del sueño como el insomnio y tratar la fatiga suprarrenal

Adaptógenos para la salud cerebral y la depresión

Los adaptógenos pueden estimular el funcionamiento cognitivo de varias maneras, lo que explica por qué se usa a menudo en pacientes con depresión y enfermedad de Alzheimer, ya que aumentan los niveles de serotonina en el cerebroLa serotonina es un neurotransmisor que desempeña un papel en la regulación emocional y del estado de ánimo. Los niveles bajos de serotonina están relacionados con la depresión, la ansiedad y el trastorno bipolar. Al ayudar a lograr niveles adecuados de serotonina, los adaptógenos Commons pueden brindar alivio a quienes padecen trastornos del estado de ánimo. Además, ayudan a regenerar las células cerebrales y reconstruir las sinapsis, los interminables donde las células se comunican entre sí. Como resultado, se mejora la capacidad de aprender, memorizar y recordar información.

Adaptógenos para el equilibrio hormonal y la fertilidad

La Ashwagandha es una raíz que ayuda a equilibrar las hormonas al apoyar el sistema endocrino, lo que la convierte en un afrodisíaco natural que aumenta el deseo sexual y favorece la fertilidad. Y mientras que la mayoría de los potenciadores de energía como la cafeína agotan las glándulas suprarrenales, la ashwagandha apoya las glándulas suprarrenales y estabiliza el azúcar en la sangre para brindar una resistencia duradera. Sin mencionar que contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales que son necesarios para la reproducción, incluidos calcio, magnesio, zinc, selenio y hierro.

Adaptógenos para la fatiga

La Rhodhiola, también conocida como “raíz del ártico”, se ha utilizado tradicionalmente y desde antiguo en los países árticos y los de la antigua URSS para dolores de cabeza, para mejorar el intelecto, para restaura los nervios débiles, para el alivio de inflamaciones, para disminuir el dolor de espalda y de las articulaciones entre otros usos.

Los principales efectos estudiados de esta planta y sus preparaciones son los relativos a sus acciones: antioxidante, antifatiga, protectora del estrés, sobre el sistema nervioso, cardioprotectora y acerca de su posible actividad sobre el aumento de vida útil.

En cuanto a la Schisandra, las bayas, además de utilizarse en la Medicina Tradicional, se consumen en diferentes países asiáticos para mejorar el sabor de ciertos guisos. En cuanto al uso en medicina tradicional, se emplean bayas y semillas como defatigante y tónico estimulante y, tanto en China como en Rusia, para incrementar la capacidad física e intelectual y prevenir los efectos negativos del estrés. Ensayos farmacológicos y clínicos demuestran su capacidad tónica, reconstituyente y adaptógena, así como su capacidad antioxidante.

Conclusiones

Por definición, los adaptógenos son sustancias naturales que han demostrado ser seguras y que mejoran de forma no específica los síntomas del estrés, ayudan al organismo a adaptarse a condiciones que pueden causar estrés y mejoran la salud y el rendimiento físico e intelectual. A nivel celular y molecular, los adaptógenos activan las vías de respuesta adaptativa al estrés, mejorando significativamente el enfoque, la atención y la resistencia a la fatiga, restaurando la energía y, en general, protegiendo contra los efectos físicos y emocionales del estrés. Sus usos son diversos y existe una gran cantidad de investigaciones que respaldan el uso de ciertos productos adaptativos para prevenir y recuperarse del estrés en una variedad de condiciones, incluidas las físicas, mentales y emocionales.

No olvides escribirnos para encontrar tu mezcla perfecta. Te orientamos y te decimos tus dosis. Gracias por seguir cerquita. 🍄🌱🫶🏻



Comentarios (0)

No hay comentarios todavía. Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

More articles