Control intestinal: cómo le afecta la salud digestiva

Control intestinal: cómo le afecta la salud digestiva

Nov 09, 2023Commons Mx

Todos hemos escuchado el término "salud intestinal", si no tienes idea de qué es tu intestino y por qué debes prestarle atención a su salud, has venido al lugar correcto.

¿Por qué es importante la salud intestinal?

Nuestro intestino está formado por partes del cuerpo y órganos que ayudan en la digestión. En otras palabras, todo lo relacionado con la digestión de los alimentos que consumimos (desde la boca hasta el recto) constituyen nuestro intestino.

El intestino alberga una amplia gama de microbiota (bacterias) que forman la flora intestinal residente. Esta flora normalmente es sana y equilibrada la cual ayuda a digerir correctamente los alimentos. La flora intestinal también juega un papel vital en la inmunidad. Cuando su flora intestinal se desequilibra, la salud general puede verse afectada.

¿Cuáles son los signos de un intestino enfermo?

Una dieta inadecuada, las enfermedades, la falta de sueño y otros malos hábitos de vida pueden provocar un intestino enfermo. Los síntomas de un intestino enfermo a menudo se atribuyen a otras posibles causas. Estos son algunos de los signos más comunes de un intestino enfermo.


  • Una dieta alta en azúcar. Grandes cantidades de alimentos procesados y azúcares pueden agotar la flora intestinal saludable. Los antojos de dulces pueden llevarte a comer más alimentos azucarados, lo que puede dañar aún más tu salud intestinal y provocar afecciones médicas a largo plazo como resistencia a la insulina y niveles altos de azúcar en sangre.
  • Fluctuaciones de peso. La mayoría de nosotros no nos quejaremos si perdemos algunos kilos, pero si pierdes (o aumentas) una cantidad significativa de peso sin hacer cambios en tu dieta o rutina de ejercicios, siempre hay motivos de preocupación. Las fluctuaciones en el peso pueden ser un síntoma de un intestino enfermo que ya no puede absorber los nutrientes adecuadamente.
  • Problemas digestivos. A nadie le gusta hablar de su salud digestiva, pero si constantemente sufres de gases, hinchazón, estreñimiento, diarrea o acidez estomacal, puede ser una señal de que tiene un intestino enfermo.
  • Problemas para dormir o fatiga crónica. La fatiga crónica y la sensación de letargo pueden estar relacionados con numerosos problemas de salud, pero si no padece ningún otro trastorno notable, podría estar relacionado con un intestino enfermo. La serotonina es una hormona vital para favorecer el sueño y el 95% de la serotonina del cuerpo se produce en el intestino. Cuando su intestino no está sano, la producción de serotonina disminuye, lo que puede afectar negativamente su sueño. Mientras tanto, el cortisol es una hormona del estrés que puede desencadenarse durante eventos inesperados, como la ansiedad al viajar y se ha demostrado que daña la salud intestinal.
  • Piel irritada. Una nueva investigación ha descubierto un vínculo notable entre la flora intestinal y el microbioma de la piel. Actualmente se cree que muchos problemas de la piel, como la dermatitis, están relacionados con un desequilibrio en la flora intestinal.
  • Intolerancias alimentarias. O la incapacidad de digerir adecuadamente los alimentos, pueden ser el resultado de un desequilibrio de la flora intestinal. Si nunca ha tenido dificultades para procesar un alimento en particular y de repente no puede tolerarlo, podría ser un signo de un intestino enfermo.
  • Enfermedades autoinmunes. Las investigaciones muestran que la salud intestinal juega un papel importante en la prevención de la inflamación en el cuerpo. La inflamación crónica es un componente clave de las enfermedades autoinmunes y el vínculo entre una salud intestinal adecuada, así como, la reducción de la inflamación es importante para comprender cómo el intestino afecta al sistema inmunológico.

¿Qué alimentos pueden sabotear nuestra salud intestinal?

  • Frijoles. Además de no hacerte ningún favor si ya estás lidiando con hinchazón y gases, los frijoles contienen lectinas, que se cree que desempeñan un papel en el desarrollo del síndrome del intestino permeable, es una afección en la que se forman pequeños agujeros en el revestimiento de los intestinos que permiten que el líquido intestinal escape de los intestinos y pase a otras partes del cuerpo.
  • Comida picante. Si sufre de un intestino enfermo, comer alimentos picantes puede exacerbar sus síntomas. Puede ser especialmente perjudicial para su intestino (y su nivel de comodidad) si sufre de acidez estomacal, ya que los alimentos picantes pueden empeorar la acidez y el reflujo.
  • Comida frita. Tienden a ser más difíciles de digerir para el cuerpo, lo que los convierte en una mala decisión para promover la salud intestinal.
  • Fructosa. Puede resultar especialmente difícil para las personas con intolerancia a este edulcorante. La digestión de la fructosa puede provocar gases, dolor, hinchazón y heces blandas.
  • Vegetales crucíferos. Estas verduras, como el brócoli, el repollo y la coliflor, contienen azúcares que pueden resultar difíciles de descomponer para el sistema digestivo. Si está tratando de curar un intestino enfermo, opta por diferentes verduras hasta que su intestino esté bien.
  • Lácteos. Son un ingrediente común que puede resultar difícil de digerir. Los ingredientes de los productos lácteos pueden afectar negativamente a la flora intestinal, cambiar su composición y dejar el intestino poco saludable.
  • Menta. Puedes tomar menta cuando tenga malestar estomacal, pero la menta puede empeorar los síntomas de acidez estomacal.
  • Agrios. El alto contenido de fibra combinado con la acidez de los cítricos puede provocar molestias durante la digestión, especialmente si estás intentando curar un intestino enfermo.

¿Quieres utilizar tu comida como medicina?

  1. Comidas fermentadas. Los alimentos fermentados son la forma natural de suministrar probióticos al intestino. Alimentos como el yogur, el kéfir y el tempeh son excelentes fuentes de bacterias buenas y saludables que su intestino necesita para mantenerse sano y equilibrado.
  2. Aceite de oliva. Ayuda a eliminar las bacterias intestinales patógenas y nocivas para la salud y ayuda a aumentar la producción de ácidos grasos de cadena corta que ayudan en la digestión .
  3. Almendras. Son una fuente de prebióticos, que son excelentes para mantener niveles saludables de bacterias en el intestino. Los prebióticos alimentan a las bacterias saludables (probióticos) manteniéndolas nutridas y apoyadas.
  4. Masa madre. Tiene ingredientes prebióticos y propiedades probióticas que la convierten en una buena adición a una dieta intestinal saludable. Sin embargo, si tienes intolerancia al gluten, debes evitar la masa madre.

¿Cómo puedo mejorar mi salud intestinal?

Hay varias formas de mejorar la salud intestinal y equilibrar la flora intestinal además de comer los alimentos adecuados.

  1. Suplementos. Los suplementos son una de las formas más efectivas de promover la salud intestinal y al mismo tiempo aliviar los síntomas no saludables relacionados con el intestino.
  2. Dormir. Asegurarse de dormir lo suficiente ayudará a mejorar su salud intestinal. Si bien el sueño adecuado difiere para cada persona, los expertos coinciden en que el punto ideal es entre 7 y 9 horas por noche.
  3. Comer despacio. Todos hemos tenido que inhalar nuestro almuerzo antes de una reunión de Zoom, pero comer demasiado rápido repetidamente puede causar molestias digestivas. Mastique la comida lentamente y tómese el tiempo para comer para disminuir los gases y la hinchazón.
  4. Encuentre sus intolerancias alimentarias. Si cree que está haciendo todo lo correcto para promover su salud intestinal pero aún experimenta problemas de vez en cuando, pruebe una dieta de eliminación para determinar si tiene una intolerancia alimentaria. Si lo hace, es posible que no tenga que evitar la comida por completo, pero sabrá que debe ser consciente de cuánto come.
  5. Toma probióticos. Los probióticos son bacterias saludables que apoyan la flora intestinal. Cuando la flora intestinal se desequilibra, tomar un probiótico puede ayudar a suministrar al intestino más bacterias saludables y devolver el microbioma intestinal a la homeostasis.
  6. Mantente hidratado. Beber suficiente agua es beneficioso para todos los aspectos de su ayuda y ayuda a mantener saludable el revestimiento mucoso del intestino. También es beneficioso para equilibrar el microbioma intestinal.
  7. Desestresarse. El estrés es más que una simple condición mental, tiene un impacto negativo en la salud intestinal y en todo el cuerpo. Practica yoga o medita para ayudar a aliviar el estrés.

¿Cómo sé que mi salud intestinal ha mejorado?

La señal más notable de que su salud intestinal ha mejorado será la disipación de los síntomas desagradables relacionados con la digestión, como gases, hinchazón, estreñimiento y diarrea. Comenzará a experimentar una digestión mejor y más regular, lo que le permitirá saber que su salud intestinal ha mejorado. Además, es probable que experimente un mejor sueño, mayores niveles de energía y un mejor estado de ánimo.

El intestino es importante para la digestión y para la salud en general. Puede mejorar su salud intestinal tomando suplementos a base de hierbas, comiendo ciertos alimentos saludables para el intestino y haciendo cambios en su estilo de vida para asegurarse de dormir lo suficiente.



Comentarios (0)

No hay comentarios todavía. Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Best Sellers

Best Sellers
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
$ 1,100.00
Master Blend Shroom Protect
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Seleccione tamaño
Desde $ 595.00
Melena de León Extracto

More articles