¿Cómo tratar el reflujo de forma natural?

¿Cómo tratar el reflujo de forma natural?

Feb 22, 2024Commons Mx

Tratar el reflujo ácido no significa necesariamente decir adiós a todo lo sabroso. De hecho, existen numerosos remedios naturales y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a mantener a raya el reflujo, permitiéndole disfrutar de sus comidas sin temor a desencadenar una erupción volcánica interna.

¿Estás cansado de ese molesto dragón que escupe fuego en tu pecho y que parece despertar cada vez que comes tu taco picante favorito o ese irresistible cuadrado de suave chocolate con leche? Bueno, no estás solo.

Este feroz enemigo, más conocido como reflujo ácido, es una afección común que afecta a muchas personas en todo el mundo. De hecho, el reflujo afecta a 1 de cada 5 adultos en el mundo desarrollado

El reflujo ácido es un pequeño duende astuto que envía el ácido del estómago de regreso al esófago, causando malestar y una sensación de ardor bastante desagradable.

Ignorar a este intruso no deseado puede provocar con el tiempo problemas de salud más graves, como acidez estomacal crónica, esofagitis e incluso cáncer de esófago

Pero antes de que empieces a imaginar una vida sin todas tus comidas favoritas, déjame asegurarte que no hay necesidad de medidas tan drásticas. Tratar el reflujo ácido no significa necesariamente decir adiós a todo lo sabroso. De hecho, existen numerosos remedios naturales y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a mantener a raya el reflujo ácido, permitiéndole disfrutar de sus comidas sin temor a desencadenar una erupción volcánica interna.

 

¿Qué es el reflujo ácido?

Para combatir eficazmente a nuestro feroz enemigo, primero debemos comprender a qué nos enfrentamos. El reflujo ácido, también conocido como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), es una afección en la que el ácido del estómago, y a veces la bilis, realiza un viaje no deseado de regreso al esófago, el tubo que conecta la boca con el estómago. Este reflujo puede irritar el revestimiento del esófago, provocando molestias y una serie de otros síntomas.

Para algunos, los síntomas de reflujo e indigestión pueden ser sólo leves, con sólo una ligera sensación incómoda en el estómago o regurgitación ocasional. Para otros, el dolor puede ser más intenso y afectar realmente su calidad de vida. E incluso si sus síntomas son leves, es posible que su cuerpo aún esté sufriendo daños.

Los síntomas comunes del reflujo ácido incluyen:

  • Una sensación de ardor en el pecho (acidez de estómago), generalmente después de comer, que puede empeorar por la noche.
  • Regurgitación de comida o líquido agrio.
  • Dificultad para tragar
  • Hinchazón
  • Náuseas y vómitos
  • Pérdida de peso sin motivo
  • Sueño interrumpido
  • Disfagia: la sensación de que la comida se queda atrapada en la garganta.

El reflujo ácido implica un hipofuncionamiento del sistema digestivo, lo que significa que no se está digiriendo lo suficientemente bien. Al contrario de lo que mucha gente dice, normalmente no se trata de demasiado ácido estomacal, sino de no tener suficiente

Hay un esfínter entre el esófago y el estómago que se abre y se cierra, se supone que evita que el contenido del estómago regrese al esófago. Este esfínter funciona mediante retroalimentación directa al tener suficiente producción de ácido.

Si hay suficiente ácido estomacal, aumenta el tono del esfínter. Sin embargo, si el ácido del estómago es bajo en el momento en que los alimentos ingresan al estómago, el tono de este esfínter se debilita y no puede mantener el contenido del estómago en el estómago, lo que provoca el síntoma de reflujo ácido. No tener suficiente ácido puede provocar un crecimiento excesivo de levaduras, intestino permeable, infecciones bacterianas y parasitarias, un crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado y deficiencias de nutrientes.

 

Causas comunes de reflujo

Hay varios factores que pueden contribuir a esta condición. Éstas incluyen:

  • Obesidad
  • Embarazo
  • Desequilibrios hormonales
  • Ansiedad y estrés
  • Malos hábitos alimentarios: comer demasiado rápido o comer en exceso
  • Irritantes dietéticos
  • Hernia hiatal
  • Alcohol o fumar
  • Daño de la microbioma intestinal

 

Cambios en el estilo de vida

Ejercicio

Empecemos con el ejercicio. Perder esos kilos de más y reducir el IMC puede ayudar significativamente a su cuerpo a reducir la presión abdominal, una de las principales causas del reflujo y la acidez de estómago. Esta presión suele verse amplificada por el exceso de peso corporal.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los ejercicios son iguales cuando se trata del reflujo ácido. Tu rutina de ejercicios puede ser una amiga o una enemiga, según el tipo de ejercicio y cómo cuidas tu cuerpo antes y después del entrenamiento. Algunos ejercicios pueden reducir el flujo sanguíneo a la región gastrointestinal, lo que provoca que se acumulen líquidos gástricos y provoque inflamación e irritación. Ciertas posiciones del cuerpo durante el ejercicio también pueden ejercer presión sobre el estómago y el pecho, lo que podría desencadenar síntomas de reflujo ácido. Además, inhalar aire rápidamente durante los entrenamientos de alta intensidad puede relajar el esfínter esofágico inferior, empujando el ácido hacia el esófago.

Para afrontar esto, opta por ejercicios de bajo impacto como andar en bicicleta o una caminata rápida. Estos pueden ayudar a aliviar los síntomas del reflujo sin exacerbarlos al mismo tiempo.

Deja de fumar

Dejar el hábito de fumar es un paso importante hacia el control del reflujo. Fumar puede interferir con el funcionamiento del esfínter esofágico inferior (EEI). Se sabe que la nicotina, un componente clave del tabaco, relaja el EEI, permitiendo que el ácido del estómago escape al esófago, provocando acidez de estómago y otros síntomas de reflujo ácido. Además, fumar reduce la producción de saliva, que desempeña un papel crucial a la hora de neutralizar el ácido del estómago y eliminarlo del esófago. Dejar de fumar puede ser de gran ayuda para reducir la frecuencia y la gravedad de los episodios de reflujo.

Reducir el consumo de alcohol

Otro mal hábito que hay que eliminar es el consumo excesivo de alcohol. Para algunas personas, cualquier cantidad de alcohol puede causar síntomas. Nuevamente, el alcohol puede hacer que el EEI se relaje, permitiendo que el ácido del estómago escape hacia el esófago, lo que provoca reflujo ácido. Además, el alcohol puede estimular la producción de ácido estomacal, lo que contribuye aún más a los síntomas. También vale la pena señalar que ciertas bebidas alcohólicas, como el vino y la cerveza, pueden aumentar la acidez del contenido del estómago, lo que podría provocar síntomas de reflujo más graves. Por lo tanto, limitar la ingesta de alcohol puede ser un paso crucial para controlar el reflujo ácido.

Mejora tu sueño y controla tu estrés

Por último, nunca subestimes el poder de una buena noche de sueño y el control del estrés. La falta de sueño o el estrés elevado pueden exacerbar los síntomas del reflujo ácido. Es como echar más leña al fuego. Por lo tanto, asegúrese de dormir lo suficiente e incorporar técnicas de manejo del estrés como meditación, yoga o ejercicios de respiración profunda en su rutina. Además, evita comer 2-3 horas antes de acostarte y eleva la cabecera de la cama si sufres reflujo al acostarte.

Prueba la acupuntura

La acupuntura, es una antigua práctica médica china, ha ido ganando reconocimiento en el mundo occidental por sus posibles beneficios en diversas afecciones de salud, incluido el reflujo. La práctica consiste en insertar finas agujas en puntos específicos del cuerpo, conocidos como puntos de acupuntura. Según la medicina tradicional china, esto ayuda a equilibrar el flujo de energía o fuerza vital, conocida como "Qi", a través de vías del cuerpo llamadas meridianos. En el contexto del reflujo, se cree que la acupuntura actúa estimulando estos puntos para equilibrar el sistema digestivo, regular las funciones del estómago y el esófago. La acupuntura puede ayudar a reducir los síntomas del reflujo ácido al modular la secreción ácida, mejorar la función muscular en el tracto gastrointestinal y mejorar la motilidad gástrica. ¡Algunos estudios han demostrado que es superior a los medicamentos para aliviar los síntomas del reflujo!

Entonces no tienes excusa para cuidar de tu salud general y sentirte bien de forma natural, aprovecha los beneficios de la naturaleza, cuida tus hábitos y elige cuidar de ti como un acto de amor



Comentarios (0)

No hay comentarios todavía. Sé el primero en comentar.

Deja un comentario

Best Sellers

Best Sellers
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
Master Blend Shroom Protect
$ 1,100.00
Master Blend Shroom Protect
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Melena de León Extracto
Seleccione tamaño
Desde $ 595.00
Melena de León Extracto

More articles